Teléfono: 93 179 07 45
Bañar en exceso a los perros puede dañar su piel

Bañar en exceso a los perros puede dañar su piel

Aunque no hay una regla establecida sobre cada cuánto hay que bañar a los perros, los expertos señalan que un exceso de baño puede sensibilizar la barrera protectora natural de su piel.

Con la llegada del buen tiempo, la caída del pelo en los perros es más frecuente debido a la muda que experimentan, sin olvidar que pueden ensuciarse más debido a toda la actividad física que realizan durante sus continuas salidas al exterior. Sin embargo, los expertos advierten que bañarlos en exceso para evitar este tipo de situaciones puede dañar su piel, y por tanto, la barrera protectora que poseen de manera natural para combatir a los agentes externos nocivos como el sol, entre otros.

La frecuencia aconsejada para bañar a los perros depende de factores como el tipo de pelo que tienen las diferentes razas o el estilo de vida que lleven, puesto que todo ello influye en los cuidados que necesita.

Es importante tener en cuenta las particularidades del pelo, las propiedades de la piel y la forma de transpirar del animal. Por un lado, su pelo tiene dos capas, una externa y gruesa junto a otra interna y fina que ayudan al perro a regular la temperatura. Por otra parte, una piel sana sirve como almacén de vitaminas, proteínas y grasas para el animal. Y finalmente, la transpiración de los perros es limitada puesto que se localiza en el jadeo y las almohadillas. En conjunto, estas propiedades naturales de las que disponen los perros a la hora de defenderse de los agentes externos nocivos puede verse comprometida o incluso menguada por un exceso de baño.

ASOCIARLO A UNA EXPERIENCIA AGRADABLE

En cualquier caso, el baño, no tiene que suponer una tortura para el animal, por lo que aconseja acostumbrar al perro, que debería terminar asociándolo como una experiencia agradable. Utilizar siempre un champú específico para perros ya que el pH de su piel es distinto al del ser humano, advirtiendo que este tipo de producto no debe contener ingredientes medicamentosos o insecticidas, pues el daño que causaría en su piel sería irreparable.

Por último, recordad que hay que secar bien al animal, en especial la zona de los oídos debido a la sensibilidad que presentan y recuerda que un buen cepillado supone una alternativa al baño puesto que también elimina el polvo, la suciedad y los ácaros, además de reducir los posibles síntomas de la alergia.

En Masquepiensos, nuestra peluquera canina “Irene” os puede resolver todas las preguntas que tengáis sobre este tema.

Fuente: Animals’healt

Publicaciones relacionadas